En el año 1564 Felipe II visitó Cuenca. Le gustó tanto lo que vio que decidió mandar a su pintor de ciudades al año siguiente para dejarla retratada. Cuenca en ese momento era una gran desconocida. Siglos más tarde, en el año 1996 la UNESCO le daría el mayor reconocimiento que se puede otorgar a una ciudad; hacerla patrimonio de la humanidad. Aun así, aun hay quien no la conoce.

Cuenca tiene joyas a día de hoy que aun mucha gente desconoce. ¿Sabías que tiene uno de los museos de dinosaurios más importantes del mundo? Esto se debe a que tiene dos de los yacimientos más relevantes del planeta en este sentido. ¿Sabías que el Parque Natural Serranía de Cuenca es uno de los más desconocidos e inhabitados de Europa? Y está a una hora y media de Madrid. ¿Alguna vez has visitado la ciudad como hizo Felipe II? Te sorprenderá.

Rumbo a Cuenca nace con la idea de hacértelo fácil. Somos un grupo de profesionales que conocemos cada rincón de nuestra provincia, de nuestra ciudad, como la palma de la mano. Hemos desenterrado fósiles en los yacimientos, hemos colaborado con las guías turísticas, hemos escalado todo lo que se puede escalar en esta provincia y conocemos todos y cada uno de sus ríos y rincones. También podemos enseñarte la ciudad desde el aire, en globo. Ni te imaginas lo que vas a ver desde las alturas.

Nuestra intención es que saques tu pasaporte, vengas a Cuenca y generes una experiencia que jamás vas a olvidar. Porque en Rumbo a Cuenca, somos especialistas en experiencias. En recuerdos. En momentos. Porque nuestras empresas cuentan con profesionales en todos los campos; la historia, la paleontología, la escalada, la aeronavegación…

Déjate llevar y pon rumbo a Cuenca. Cuanto antes.

¿QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOVEDADES Y OFERTAS? SUBSCRÍBETE

13 + 13 =